Últimas Noticias

Cuando la pilcha inspira a los músicos

 

Las vestimentas que cubren los cuerpos rockeros son vistas, en general, como un símbolo del consumismo más vacío. Pero, muchas veces, la rockpa es musa inspiradora de una canción, marca una época política, impone una estética cultural, funciona como ruptura sobre el pasado, simboliza otra cosa o define un momento social.

Por: Página 12
May - 2009
  • Imprimir Noticia
  • Canal RSS
  • Reducir texto
  • Agrandar texto
Cuando la pilcha inspira a los músicos
Andrés Calamaro, Mavi Díaz, Daniel Flores, de Satélite Kingston; Fernando Blanco, Ariel Flores, de Azafata, y Pablo "Huevo" Wehbe, de Aztecas Tupro, cuelgan sus ideas en este probador.

¿Signo de mera frivolidad consumista o sublime enseña de pertenencia rockera?

¿Plumas, lentejuelas y modelito único en nombre del espectáculo, o la autenticidad de un artista al que se viste igual para tocar en River que para limpiar el inodoro de su casa?

¿Debe entenderse como "polémico" que Liam Gallagher, voz de Oasis (próximo a visitar estas pampas), haya lanzado su propia marca de ropa, PrettyGreen?

¿Son objeto de crítica las iniciativas de Carajo, El Otro Yo y tantos otros artistas que venden, a través de sus sitios web, su propio merchandising oficial, que incluye remeras, buzos, musculosas, zapatillas y otras prendas de vestir?

¿O las numerosas marcas textiles, desde Lee-Chi hasta Satoshi o Rethink, que de un modo u otro focalizan sus productos sobre los músicos, las canciones y la cultura rock?

"Cuando te enterás de que gracias al estampado de una remera, un pibe va al Google a investigar la obra de un músico, decimos 'Misión Cumplida'...", apunta Mariano Yoraillh, uno de los dueños de Rethink, la marca de ropa seguida por un abanico de músicos que incluye a Gustavo Cerati, Pericos, Cuentos Borgeanos, Ricardo Mollo o, hasta hace poco, al fallecido ex cantante de Las Pelotas, Alejandro Sokol.

"Sokol iba al local de Rethink en Hurlingham, porque él prefería comprar ropa en Hurlingham antes que en Palermo", asegura Yoraillh. "Incluso ahí hay una foto de él en el local, y los pibes ahora van a sacarse fotos con la foto de Sokol", cuenta.

Es que el "lookeo" forma parte del protocolo del fan, y no es secreto para nadie (y menos para publicistas, diseñadores de ropa y empresarios textiles) que la pilcha que usa un artista bien puede inspirar el gusto de sus seguidores a la hora de vestirse.

Una prenda de vestir puede decir mucho sobre su relleno: hasta Los Redondos alertaron a la población rocker sobre la capacidad comunicativa de una camiseta con el estampado apropiado, como lo atestigua el 1-2 de las t-shirts ricoteras que componen "Ya nadie va a escuchar tu remera" y "Una piba con la remera de Greenpeace".

La ropa ha disparado ríspidos debates en el fondo del placard del rock, sí; pero muchas veces ha zanjado esas presuntas divisorias de aguas y hasta se ha convertido en musa inspiradora a la hora de componer.

Algo hay que ponerse, después de todo, y muchos músicos han trascendido a musas más convencionales (el amor, la muerte, el sexo, las drogas, el rocanrol, los organismos represivos estatales) y se han animado a cantarles a los habitantes –textiles– de los armarios.

 


Desarrollado por:
Tener un Sitio.com